Arde El Planeta_

¡Arde el Planeta!

El planeta arde, y no parece que nos importe mucho, como si este asunto no fuera con nosotres, ni con vosotres, ni con elles. Así parece que es, que ni con elles, ni con vosotres, ni con nosotres, el planeta puede contar para salvarse. Resulta desolador, inconcebible, calcinante esta actitud.

Un comportamiento verdaderamente inconsciente para ser tan sapiens sapiens, como dicen que son los seres humanos, la especie animal que está demostrando ser la más idiota, destructiva y pasota que ha dado la naturaleza.

Arde el planeta y no dejamos de echarle leña al fuego, y el calentamiento global va rápidamente quemando la vida. Nos achicharramos, pero como les sucede a las ranas, si la temperatura sube poco a poco, nos cocemos vivitos y sin rechistar.

Eso es lo que parece que está sucediendo, si atendemos a las temperaturas de los últimos días, con las que nos hemos cocido, y a corto plazo no parece que se vislumbre ninguna solución a tanto calor. En el presente, en el corto y medio plazo tendremos que adaptarnos a estas situaciones, pero debemos ponerle remedio de cara al futuro, tenemos que conseguir por la cuenta que nos tiene, que la temperatura del Planeta no suba en los próximos años por encima del grado y medio (1,5 ºC).

La cuestión es, que no nos queda mucho tiempo para evitar que el Planeta colapse, y esto no es un alarmismo inconsciente, es la realidad y no estamos siendo suficientemente conscientes, pero es prioritario y urgente adoptar medidas valientes, competentes y eficaces.

Quienes tienen que tomar las medidas fundamentales para detener el cambio climático son los gobiernos, pero los pueblos se las tiene que exigir, y la ciudadanía tiene que ser también responsable y consciente de lo que se nos viene encima.

Lo que está sucediendo en el Planeta es muy grave, y lo será mucho más en adelante si no le ponemos remedio y atajamos esta sin razón. Pero la locura en la que nos hemos metido, si tiene razón de ser, lo justifica el beneficio privado, el egoísmo de algunos y el individualismo de muchos.

Ni tan siquiera una pandemia, que nos ha tenido recluidos y acojonados durante dos años, en los que hemos necesitado sobre manera las atenciones de los servicios públicos,  ha conseguido hacernos entender que lo público es imprescindible para que lo particular pueda ir bien.

La salud es lo más importante seguramente para todas y todos, ¡lo más ¡importante! seguramente, y sin embargo cuando para defenderla se convoca cualquier evento, no acude prácticamente nadie. ¿Es este un gesto de inteligencia, del que nos podamos sentir orgullosos?. No ser capaces de defender nuestra propia salud que determina por encima de cualquier otra cosa la calidad de nuestras vidas, no parece un gesto muy sapiens sapiens.

Pues imaginaros cual sería el éxito que tendría una convocatoria para defender el Planeta, con lo grande que es y lo lejos que nos pilla.

Alfonso.

3 comentarios
  1. Miguel Ángel Valiente
    Miguel Ángel Valiente Dice:

    Efectivamente, ya SOLO podemos mitigar no ya la subida de temperatura, que es ya irreversible desgraciadamente, si no las consecuencias del calentamiento global.

    • Marina
      Marina Dice:

      Si esto que hacemos, o que más bien NO hacemos, saliera en una película, no nos lo podríamos creer, nos quejaríamos de lo malo del guión…

  2. Marina
    Marina Dice:

    No sé si es que nos hemos acostumbrado a oír horrores y a aceptarlos, sólo nos interesan nuestros zapatos. Alguien me dijo ayer que a la gente no le interesa la política, sino sólo llegar a fin de mes. Lo que no entiendo es cómo no se ve la relación de lo uno con lo otro. Parecemos hormigas en vez de seres pensantes. Hemos hecho cosas grandiosas, y sin embargo prevalecemos como la peor plaga del planeta. Un hormiguero-agujero negro que arrasa con todo… .

Los comentarios están desactivados.