Gramsci

“En el principio era el Verbo… No, en el principio era el sexo”. 85 años de la muerte de Gramsci.

Tal día como ayer moría hace 85 Antonio Gramsci. Periodista, filósofo, pensador, marxista… Este hombre que murió muy pronto, a los 46 años, y en la cárcel, fue el fundador del Partido Comunista italiano en 1921, redactor del semanario  El Grito del Pueblo y de la hoja turinesa del Avanti.

Pensador que aportó a la historia de la humanidad desarrollos hasta entonces desconocidos como la sociología del conocimiento, rescató para todos los seres humanos su condición de intelectuales, y el análisis le llevó a afirmar que no habrá conquista del poder político sin conquista cultural previa.

Tuvo la mala suerte de vivir en tiempos de Mussolini quien le encarceló en 1926 hasta su muerte el 26 de abril de 1937.

En este 85 aniversario de su muerte, queremos acordarnos de sus “Cuadernos de la cárcel” y de su delicioso recopilatorio epistolar con su mujer “Cartas a Yulca”. Resumir el pensamiento de este hombre en un artículo es imposible, pero si podemos dejamos algunos de sus miles de pensamientos, que los disfrutéis y os inspiren.

  • “La realidad está definida con palabras. Por lo tanto, el que controla las palabras controla la realidad”.
  • “Decir la verdad es siempre revolucionario”
  •  “El viejo mundo se muere. El nuevo tarda en aparecer. Y en ese claroscuro surgen los monstruos”.
  • “La conquista del poder cultural es previa a la del poder político, y esto se logra mediante la acción concertada de los intelectuales llamados ‘orgánicos’ infiltrados en todos los medios de comunicación, expresión y universitarios”
  • “Pesimismo de la inteligencia, optimismo de la voluntad”.
  • “¿Cuándo será alegre el trabajo? ¿Cuándo será seguro el amor?”
  • “El tiempo es lo más importante: es un simple sinónimo de la vida misma”.
  • “Instrúyanse, porque tendremos necesidad de toda vuestra inteligencia. Agítense, porque tendremos necesidad de todo vuestro entusiasmo. Organícense, porque tendremos necesidad de toda vuestra fuerza”.
  •  “No se puede hablar de los no-intelectuales, porque los no-intelectuales no existen. Todos los hombres son intelectuales”.
  • “Mi pragmatismo consiste en saber que si golpeas tu cabeza contra la pared, es tu cabeza la que se romperá y no la pared”.
  • “La mayor parte de los hombres son filósofos en cuanto operan en la práctica y en su trabajo práctico está implícitamente contenida una concepción del mundo, una filosofía”.
  • “En el principio era el Verbo… No, en el principio era el sexo”.
  • “Tomen la educación y la cultura, y el resto se dará por añadidura”.
  • “Lo que se llama opinión pública está estrechamente vinculado con la hegemonía política, o sea que es el punto de contacto entre la sociedad civil y la sociedad política, entre el consenso y la fuerza. El Estado, cuando quiere iniciar una acción poco popular, crea preventivamente la opinión pública adecuada, esto es, organiza y centraliza ciertos elementos de la sociedad civil”.
  • “El hombre es creación histórica, expresión de las relaciones entre la voluntad humana y la estructura económica de la sociedad. La escuela o, más genéricamente, la educación desempeña una función muy importante en el desarrollo de esas relaciones al asegurar la transmisión del acervo cultural de una a otra generación”.
  • “El individuo no es un átomo, sino la identificación histórica de toda la sociedad”.
  • “Hay dos tipos de políticos: los que luchan por la consolidación de la distancia entre gobernantes y gobernados y los que luchan por superar esta distancia”.
  • “El presente contiene todo el pasado”.
  • “Los diarios son dispositivos ideológicos cuya función es transformar una verdad de clase en un sentido común, asimilada por las otras clases como verdad colectiva, es decir, tiene un papel cultural de propagar la ideología. Implica ética, pero la ética tampoco es inocente: es ética de clase”.