contrato

Al Gobierno de Sanse se le complican los contratos. Mala gestión y muy muy cara.

Dos de los más importantes contratos del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, el de gestión de Deportes y el de Recogida de Residuos y Limpieza Viaria están prorrogados o a punto de concluir, nos salen por un ojo de la cara y no dejan contento a nadie.

Constantes y millonarias compensaciones para la empresa que gestiona el privatizado servicio de deportes (AOSSA GLOBAL S.A) que ya no quiere continuar en esas condiciones y amenazan con abandonar o cerrar el servicio. Ahora se le suma otro gran contrato del municipio, el de Recogida de Residuos y Limpieza viaria, que anda en conflicto colectivo y administrativo desde hace más de seis meses.

Los argumentos del gobierno de PSOE y Ciudadanos para justificar su mala gestión no pueden ser más peregrinos: aducen “problemas administrativos” para no presentar a tiempo los pliegos de los nuevos contratos, parece que echan la culpa al funcionamiento de la administración, es decir a sus trabajadores y trabajadoras. Y ante la propuesta de municipalización de servicios, como medida de abaratar los costes, mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y la transparencia en la gestión, no se les ocurre otra cosa que afirmar que “si ofrecemos mejores condiciones laborales a la plantilla, antes o después se acomodarán y bajará la calidad del servicio”.

El pasado 30 de junio, la totalidad de la plantilla de Urbaser que presta el servicio de Recogida de Residuos y Limpieza Viaria, se manifestó en la plaza del Ayuntamiento. Se manifestaban porque llevan más de seis meses intentando negociar el convenio colectivo y no hay manera. La empresa se niega, y esgrime que mientras el Ayuntamiento no saque un nuevo pliego de contratación no habrá subidas salariales. Por su parte el Ayuntamiento aduce “problemas administrativos “para no haber sacado el nuevo pliego para este contrato de servicios, básico para cualquier población. Recordemos que el contrato se adjudicó en 2016 a Cespa y tras un lioso periplo de recursos y contra recursos iniciados por Urbaser el Ayuntamiento lo suscribió con esta última en 2019.

Cespa recurre la adjudicación ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el Ayuntamiento no convocó con” la obligada publicidad”, sostiene la filial de Ferrovial.  El contrato se adjudica finalmente no a la empresa que llevaba prestando el servicio desde hacía años, Cespa, y que además quedó en primer lugar en el procedimiento de licitación, sino a Urbaser  que quedó en segundo lugar. Esto sucedió hace más de tres años y el contrato cumplirá en 2023. Entre tanto, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid sentenció en agosto de 2019 que Cespa debe ser la adjudicataria del servicio de limpieza y recogida de basura, pero Cespa a estas alturas del contrato, muy próximo a concluir, renuncia.

Un contrato, el de recogida de residuos y limpieza viaria, por el que pugnaron dos grandes empresas del IBEX 35, que supera los 7 millones de euros y que no contemplaba el barrio de Moscatelares en su pliego de condiciones por lo que hubo de ampliarse con 500.000 euros más. Un servicio que precisa redefinirse, ajustarse a las nuevas necesidades del municipio, a las nuevas leyes del país y directivas de la Unión Europea, y para el que el gobierno de Sanse no ve la manera de meterle el diente.

En diciembre 2021 los trabajadores ya amenazaron con una huelga, pero las promesas del Vicealcalde, Miguel Ángel Martín Perdiguero, de dar una solución definitiva con un nuevo pliego de condiciones en febrero de 2022, frenó a la plantilla. Pasó febrero, estamos a mediados de julio 2022 y del nuevo pliego nada se sabe. Como solución el gobierno de PSOE y Ciudadanos pensaba en transferir una nueva e importante cantidad a Urbaser, más de 700.000 euros, pero desde Intervención y Asesoría Jurídica no lo ven claro.

El pasado 30 de junio, frente a las puertas del Ayuntamiento, el conjunto de trabajadores de este servicio público privatizado exigieron una solución a la precarización de sus condiciones de trabajo, y a la situación de un contrato que no cubre las necesidades del municipio. Alcalde, Vicealcalde, Concejal de Asuntos económicos y portavoces de la oposición salieron a parlamentar con los trabajadores y trabajadoras. El gobierno, conminó a la plantilla a una reunión al día siguiente. El Alcalde canceló el encuentro y hasta ayer nada se supo. El cabreo de los trabajadores y trabajadores ante la actitud despótica y burlesca del Alcalde les llevó hace dos días a la convocatoria de huelga indefinida en plenas fiestas de agosto. 

Ayer tras el anuncio de la huelga, el Alcalde socialista, Narciso Romero, ha convocado al comité de empresa a una reunión hoy jueves 14 de junio a las 19,00h.

Los grandes contratos de servicios públicos privatizados caducan o se complican en Sanse, el gobierno alude a “causas administrativas”. Entre tanto, millones de euros de más que salen de las arcas públicas para ser destinadas a las empresas adjudicatarias, a fin de cubrir desviaciones o faltas de previsión en los contratos, entre tanto los vecinos y vecinas de Sanse pagando el doble por la tasa de basura, y los trabajadores y trabajadoras en precario.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>