pulsera comunismo o libertad

¡Por fin llegó la Libertad!

Menos mal que a la Comunidad de Madrid ha llegado la LIBERTAD. En lo Social esta palabra cobraría sentido si estuviera asentada en una sociedad donde las desigualdades sociales se han superado y el cuerpo social dispone de unos medios de vida y estabilidad, cuanto menos, aceptables.

 Hay que preguntarse, y preguntarle a la Sra. Ayuso que explique lo que ha querido decir con ese vocablo electoral de “ LIBERTAD”,  tan hermoso y ancestral que arranca con su máxima fuerza desde los esclavos en la Roma Imperial y que continúa reivindicándose a nivel planetario, que es la palabra más sagrada, junto a la de justicia, que tenemos todos los trabajadores y trabajadoras del mundo, para romper con el yugo de la explotación y la injusticia social.

 No es aceptable banalizar la palabra Libertad desde la mala política.

Quizás me he precipitado haciendo un juicio de valor y lo que ha querido decir es que a partir de la constitución del nuevo gobierno autonómico, las cosas van a cambiar a mejor, o a peor, según para quienes. Esta es la gran pregunta. Cambiará a mejor para tomarse una cerveza, el que pueda, al salir del trabajo, el que lo tenga, y eso es suficiente para darle la confianza mayoritaria con el voto.

 Yo creo que ella nos ha ocultado un proyecto de programa y que no ha querido desvelar  que a  la LIBERTAD a la que alude es que para los jóvenes de la Comunidad de Madrid que buscan su primer empleo en cualquiera de las profesiones para las que están preparados, desde la Universidad a la Formación Profesional encontrarán rápidamente el empleo que necesitan para iniciar su proyecto vital.

Que el resto de jóvenes no universitarios también encontrarán su puesto de trabajo en los niveles básicos, con un salario justo que les permitirá emanciparse y adquirir en propiedad, o alquiler, una vivienda bien equipada y digna.

Para las trabajadoras y trabajadores apuntados al paro dejarán de estarlo porque multiplicará la creación de puestos de trabajo dado que  esta Comunidad es la más rica de España.

Que los contratos basura y la precariedad laboral serán eliminados, aunque fueran ellos mismos, el PP, quienes hicieron la Reforma Laboral tan indigna, porque al igual que la impusieron con su mayoría, ahora votarán para anularla, para que Ayuso pueda seguir hablando de Libertad.

La Enseñanza Pública la cambiará, para que se dote a los Colegios Públicos del profesorado que hace falta, son unos cientos de ellos, y para ello admitirá a los cientos que se examinaron durante muchas convocatorias y todos los que aprobaron, desde hace años siguen pendientes de plaza. Los Colegios se dotarán de los equipamientos suficientes para una enseñanza de calidad, los materiales escolares, incluidos los libros de texto serán gratuitos.

Se subirá el presupuesto de los Comedores Escolares para que los menús puedan mejorar ostensiblemente tanto su calidad como la cantidad para que los niños tengan, al menos, una comida abundante y equilibrada, cada día escolar.

La Sanidad Pública se verá mejorada, y bien equipada la atención primaria en los Centros de Salud, serán dotados de los miles de profesionales para acabar con las ratios de enfermos y con el abandono al que se ha llegado en tantos años de “gobernanza” del PP en la Comunidad de Madrid. Y los Hospitales Públicos gestionados por Empresas Privadas irán siendo revertidos a la gestión pública para cumplir con el principio de que, tanto en la Enseñanza, la Sanidad y otros Servicios Sociales no tiene que existir AFÁN DE LUCRO.

También se pondrá coto a los desahucios de viviendas, porque la Sra. Ayuso apoyará la reversión de las 1860 viviendas sociales que la Sra. Botella (Laureada) vendió a bajo precio a los “fondos buitre” para los que trabaja su hijo José Mª Aznar Botella, aunque en su día se opuso el PP a la reversión de la venta, impugnándola en los Tribunales de Justicia.

En 1924, Valle Inclán escribía en “Luces de Bohemia” “en España el mérito no se premia, se premia el robar y ser sinvergüenza”.

La gran familia del PP no tiene motivos para darse por aludida porque en su genética ideológica está implícito lo que dice éste grande de las letras españolas, a tenor de los antecedentes que obran en manos de la Justicia.

SE HA MANCILLADO LA PALABRA LIBERTAD.

 

Alfonso Romero