autumn

Ayuntamiento, Urbaser, problemas

Esloquehay ha recibido un texto de denuncia sobre la situación que está viviendo un colectivo laboral muy concreto, el de los operarios y operarias del servicio de limpieza de San Sebastián de los Reyes. La persona firmante del mismo, a la que este medio conoce, prefiere permanecer en el anonimato por temor a las represalias que pudiera sufrir por parte de la empresa concesionaria del servicio de limpieza. El consejo de redacción de Esloquehay, que respeta esa decisión, ha decidido reproducir íntegramente el texto que nos ha hecho llegar esa persona -“Ayuntamiento, Urbaser, problemas”-, texto en el que el/la firmante señala una serie de “irregularidades” que estarían afectando a este colectivo y, por ende, a un servicio público que pertenece y afecta a toda la ciudadanía, la limpieza viaria.

 Desde que se produjo el cambio de empresa de recogida de basuras y de limpieza viaria, lo que por cierto se hizo de forma poco ortodoxa, esta se realizó en los juzgados y que fue a posteriori refrendada por la anterior corporación municipal del PSOE IU, los y las trabajadoras hemos ido sufriendo modificaciones desfavorables en nuestras condiciones laborales llegando en muchos casos a perder derechos adquiridos con la nueva empresa Urbaser, con el beneplácito de la corporación municipal PSOE-Cs.

1º Aún seguimos esperando a que se cumpla el compromiso que el Ayuntamiento y la empresa adquirieron con los trabajadores de mejorar el cantón de Mercedes Izquierdo, ya que hace mas de dos años ya mostraba signos palpables de deterioro. Hoy en día son mucho más graves que cuando se pidió la rehabilitación del local. Esta situación de abandono esta denunciada por el comité de empresa por atentar este contra el derecho de salud de los y las trabajadores. Aún seguimos a la espera y no parece haber signos de una actuación por parte de la empresa y menos por el Ayuntamiento.

2º La nueva empresa ha puesto más trabas para que los y las trabajadores no podamos hacer conciliación familiar, de asuntos personales o médica. Mientras que con la anterior empresa bastaba, en los casos en que el trabajador tenía que hacer trámites personales en horario de trabajo, con presentar el correspondiente justificante, ahora, si por ejemplo el o la trabajadora tiene que ir al medico especialista, debe presentar un papel de que ese servicio solo se puede dar en esas horas. ¿Y qué ocurre? Pues que, en muchos casos, el trabajador o la trabajadora pierde más tiempo intentando conseguir ese papel de Atención al Paciente que en la propia cita médica. Esto evidentemente no ocurría con la anterior empresa y es un derecho que se ha perdido tras haber sido adquirido como marca el convenio.

3º Otro cambio importante ha sido la modificación del horario de trabajo que de momento afecta al turno de mañana. Se ha retrasado la entrada en una hora aduciendo supuestas molestias de ruidos a los vecinos y aduciendo también que se dejaba de cubrir entre la 13.00 y las 14.:00 horas el servicio de limpieza en caso de emergencia. El turno de tarde entra a las 14.00 horas. El cambio, además de suponer un trastorno grave a los y las trabajadoras en sus hábitos diarios, supone perder la hora de las 6.00 a las 7.00, donde no había casi circulación de vehículos y ciudadanos en la vía publica, y que la hora “ganada” sea más complicada al encontrarse los trabajadores y trabajadoras del servicio de limpieza con el tráfico y el tránsito de la gente yendo a sus puestos de trabajo. Esta medida ha sido ampliamente rechazada por la mayoría de la plantilla. De hecho, hay una denuncia personal de trabajadores, ya que estiman que la medida solo obedece a intereses electoralistas del equipo de gobierno y no a criterios de eficiencia ni de organización de la empresa.

4º Hemos llegado a tal estado de cosas que una simple coma en el convenio es interpretada por parte de la empresa a su conveniencia. El convenio en su Art.-23 recoge que la empresa hará entrega de una equipación de verano durante el mes de mayo y otra de invierno en octubre. O sea, que cada año los y las trabajadores recibían esa ropa. Pues bien: ahora no. Según la empresa, esta solo está obligada a entregarla una vez que entras a formar parte de la plantilla y luego se irá reponiendo una vez que se demuestre que está deteriorada. Cuando de siempre se había entregado una vez al año. Otra vez estamos ante una pérdida de derechos adquiridos por la torticera interpretación del convenio.

5º El Ayuntamiento ha concedido una ampliación de la contrata para dar servicio, muy demandado por los vecinos, a la zona de Moscatelares. Esta nueva área requerirá como es lógico un aumento de la plantilla. La cobertura de esas nuevas plazas debería haber sido hecha por los y las trabajadoras de fin de semana y festivos. Pero esto no es así, ya que la nueva contrata está troceada y separada del grueso, con lo cual la empresa tendría derecho a contratar a nuevos trabajadores pasando por encima del convenio que en su “Art.-21 Plazas vacantes” explica claramente el procedimiento. Lo que esta arbitraria situación propicia es un clientelismo que se reparten a pachas la corporación municipal gobernante y la empresa, profundizando más en la forma caciquil de gobernar San Sebastián de los Reyes y de dirigir la empresa.

6º En los días de verano se ha comentado mucho en las redes sociales y entre la población de Sanse la falta de servicio a la hora de recoger las hojas y limpieza en general. Ya que este año la caída de las hojas ha sido más abundante de lo normal debido a las condiciones climáticas. También se ha criticado la tardanza de la limpieza y recogida de residuos en vía publica de muchos barrios de la localidad. Decir que esto se debe fundamentalmente a múltiples factores:

6.1. La plantilla no se adecúa a las necesidades de la ciudad, ya que San Sebastián de los Reyes en pocos años ha crecido en cuanto a población y empresas que se radican en el municipio, siendo por tanto la plantilla en estos momentos actuales a todas luces insuficiente, por lo que lo lógico sería proceder a su ampliación con la contratación de nuevos trabajadores, cosa que no se ha hecho.

6.2. Si a esta situación, ya de por sí peliaguda, le unimos el hecho de que es una plantilla mayoritariamente envejecida, nos encontramos con que numerosos trabajadores suelen tener bajas prolongadas debidas a su edad, bajas que en muchas ocasiones la empresa tarda en cubrir aunque esté obligada por el convenio, ahorrándose así el tener que abonar el salario, ya que este suele correr a cargo de la seguridad social.

6.3. Además de esto, cuando llega la época estival y parte de la plantilla está de vacaciones, nos encontramos con la tormenta perfecta. En esa época se da la paradoja de que mucha maquinaria no sale por falta de personal y la empresa optaba por ir cada día a una zona diferente a recoger las hojas para evitar el malestar vecinal. En ningún caso, por supuesto, las deficiencias en el servicio se deben a falta de compromiso o profesionalidad por parte de los operarios, sino más bien a la escasez de personal. Está muy bien que el Ayuntamiento exhiba la nueva maquinaria pero, si no hay trabajadores que la usen, la maquinaria no sirve de nada.

7º Ante el aluvión de críticas ciudadanas a la gestión de la actual corporación, esta ha optado por cargar la culpa en los y las trabajadoras. Para ese efecto se ha puesto en funcionamiento desde la concejalía de Medio Ambiente un grupo de whatsapp en el que se reciben todo tipo de fotos y archivos multimedia, documentos con los que los ciudadanos de Sanse pueden denunciar el estado limpieza de los barrios, de las calles, parques o cualquier espacio del municipio. ¿Qué ocurre? Que el grupo de whatsapp no sirve solo para eso, sino también para enviar fotos de los y las operarios en situaciones “comprometidas”, en las que se les ve en actitudes de relajo, en su tarea de trabajo. Esas fotos y/o vídeos, sacadas fuera de contexto, son enviadas (en lo que parece un método de vigilancia y persecución que recuerda a las peores versiones de los servicios secretos de las dictaduras) a un grupo de whatsapp que la concejalía de medio ambiente comparte con la jefatura y los encargados de la empresa. La información que estos nos transmiten a los y las trabajadoras es que estas fotos están en las “redes sociales”. Sin embargo, no se encuentran allí, seguramente porque puede ser delito publicar fotos en las que se vea el rostro del operario con comentarios vejatorios, con lo cual solo nos queda que deducir que la concejala tiene un numero o un grupo de whatsapp restringido a “técnicos” del ayuntamiento, o ciudadanos partidarios de su formación política. El caso es que la persecución se suele centrar sobre cierto sector crítico con la gestión de la empresa, o sea, delegados sindicales o representantes de los y las trabajadoras, pero no solo, porque también hay mas trabajadores afectados. Es tal el menosprecio por los derechos de los trabajadores desde la llegada de Cs al gobierno de Sanse que el actual jefe, antiguo concejal de Medio Ambiente por el PP y afiliado ahora a Cs, ha llegado a denegar el permiso para celebrar asambleas en los centros de trabajo para informar sobre la modificación del horario de trabajo a los representantes legales de los trabajadores contraviniendo el Art.- 45 Garantías sindicales del convenio. Así, no es de extrañar que desde el Ayuntamiento suelan ufanarse de la buena sintonía con la empresa.

8º De todos y todas es sabido que Cs quiere hacer de la gestión de la limpieza y recogida de basuras su buque insignia. Para ello no escatima en atender y dar prioridad a cualquier denuncia o requerimiento por parte de la ciudadanía.

Y ahí van surgiendo casos esperpénticos, como mandar a un trabajador a recoger especialmente una hez de can a un sitio especifico. O, tras recibir una llamada por parte de algún concejal de la corporación a los encargados, en la que se les comunicaba que habían visto unos papeles volando en un remolino de viento en una calle principal, y llamar el encargado de turno a los operarios que se estaban cambiando para salir para que fueran a recoger los papeles del remolino, ya cambiados y con el horario de su jornada laboral cumplida. Es tal la paranoia (fomentada por la concejalía) de algunos ciudadanos que se ha llegado hasta el caso de agresiones verbales a compañeros. Estando un trabajador en su media hora de bocadillo dentro de un establecimiento hostelero un ciudadano llegó a sacarle fotos e incluso a increparle para posteriormente sustraerle el carro dejándolo unas calles más abajo abandonado.

9º También la concejalía de Medio Ambiente es “famosa” por atender la queja de ciertos hosteleros que tienen la fortuna de contar con la amistad de la concejala para que siempre barran su terraza, incluso cuando está ya esta montada, contraviniendo explícitamente de esta forma las propias ordenanzas municipales donde se explicita claramente que son los propietarios de la explotación los que tienen que mantener su zona en perfectas condiciones (Art 28.-Obligaciones en actividades de pública concurrencia y Art.- 27 Ordenanzas de terrazas).

El clasismo y el desprecio que se tiene por nuestro colectivo ha dejado otro claro ejemplo durante estas fiestas: ciertos trabajadores del ayuntamiento se atrevieron a arrogarse atribuciones que no les conciernen dando instrucciones a los operarios: llegaron a indicar que deberían recoger los desperdicios que los clientes de la barras dejaban ya no en el suelo, sino en las mesas que estaban dispuestas para su uso durante las fiestas en la plaza del Ayuntamiento. Se daba la circunstancia de que una de las barras era regentada, como siempre, por el PSOE. Dándose el caso de que en incontables momentos a un lado y a otro de la barra estaban gran cantidad de afiliados y simpatizantes acodados en la barra sin mover una pestaña. Cualquiera que haya hecho casetas o barras en fiestas en la Comunidad de Madrid sabe que son los propios responsables de estas los encargados de recoger los desperdicios que se generen para que su negocio siga funcionando y que esa no es una tarea que correponda a los operarios de la limpieza. Estas actuaciones por parte del consistorio podrían tener una parte punible legalmente, ya que se pueden tratar de auténticos casos de favoritismos o de prevaricación, directamente.

En definitiva, la mayoría de la plantilla estamos muy descontentos con el cambio de empresa y con la gestión de la actual corporación del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes porque estimamos que se han empeorado ostensiblemente, con el cambio de empresa y la nueva corporación salida de las urnas, nuestras condiciones laborables, así como el trato digno que todo trabajador o trabajadora merecemos. De hecho hemos pasado de ser héroes durante lo mas duro del confinamiento debido a la pandemia producida por el virus del Covid19 a otra vez a villanos desde la tormenta invernal de Filomena.