Vociferan ¡Constitución!, sin cumplirla

¿Pero quienes claman Constitución? ¿El pueblo? ¿Los y las trabajadoras, los parados de corta y larga duración, los desahuciados, los jóvenes sin futuro, los que no llegan a fin de mes…?

Las Derechas, todas, la CEOE, las Asociaciones Empresariales, de la Banca, las Grandes Industrias, también la Religión, a pesar que a esta, la Constitución la define como Aconfesional pero continúa recibiendo ingentes cantidades de dinero público y privado y no contribuye con sus obligaciones tributarias al Estado por las grandes fortunas que posee, llevan mucho tiempo gritando en defensa de la Constitución, porque el anterior Gobierno progresista y el actual, la están rompiendo para, con un golpe de estado, imponer una dictadura. Se autodefinen, expresando lo que harían si llegaran al poder.

Para aceptar esta Constitución, los fascistas impusieron una Amnistía General, que fue promulgada por la Ley 46/1977 de 15 de Octubre, y por la que se olvidaban los crímenes de lesa humanidad del Franquismo, el saqueo de miles de familias republicanas, y republicanos fusilados y enterrados en miles de fosas comunes, simplemente por ser de izquierda, miles de torturados y cuarenta años de Dictadura fascista sanguinaria. De esta forma consiguieron otra victoria sobre los vencidos, seguir con todo el aparato fascista en todas las Instituciones del aparato del Estado, la policía política y sus torturadores, los empresarios multimillonarios que se hicieron en el régimen y así, un largo etc. incluidos los resortes jurídicos, los económicos y administrativos. De pronto guardaron la camisa azul y se pusieron la camisa blanca, impoluta, no tendrían que confesarse, porque esa iglesia les apoyó hasta hoy mismo. Se colgaron el marchamo de demócratas y se revolvían contra la nobleza de las gentes que querían recobrar a sus familiares de las fosas comunes, porque era reabrir heridas. Lo que querían ocultar eran tantos asesinatos injustificados.

Al nuevo Jefe de Estado que surgió, comisionista y corrupto, lo apoyaron sin fisuras para que sus negocios, formados en la dictadura, continuaran prosperando, y creando otros nuevos, por ambas partes, claro.

Pero ¿porqué ese clamor actual, vociferante, en defensa de la Constitución? si, además, en su aprobación, muchos de ellos se abstuvieron y otros no la votaron, pues porque la actual Constitución no se está cumpliendo desde el primer día de su aprobación en la parte del Articulado de Política Social y Económica.

La mayoría de nuestro pueblo no conoce la Constitución, no es la mía, pero todo ciudadano debiera conocerla y reivindicar todo lo que le afecta negativamente por su incumplimiento.

Veamos un Decálogo de incumplimientos que mandata la Constitución de la monarquía borbónica, de larga y corrupta tradición Histórica.

1) Los poderes públicos aseguran la protección social, económica y jurídica de la familia.
2) Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada.
3) Los poderes públicos promoverán las condiciones para la participación libre y eficaz de la juventud en el desarrollo político, social, económico y cultural.
4) Los poderes públicos realizarán una política de previsión, tratamiento, rehabilitación e integración de los disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos, a los que prestarán la atención especializada que requieran.
5) Los poderes públicos garantizarán la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad.
6) Los poderes públicos garantizarán la defensa de los consumidores y usuarios, protegiendo, mediante procedimientos eficaces, la seguridad, la salud y los legítimos intereses económicos de los mismos.
7) Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad estará subordinada al interés general.
8) Los poderes públicos promoverán las condiciones favorables para el progreso social y económico y para una distribución de la renta regional y personal más equitativa.
9) Mediante Ley se podrá reservar al sector Público recursos y servicios esenciales, especialmente en caso de Monopolio, y así mismo acordar la intervención de Empresas cuando así lo exigiere el interés general.
10) La Ley establecerá las formas de participación de los interesados en la Seguridad Social y en la actividad de los organismos públicos cuya función afecte directamente a la calidad de la vida o al bienestar general.

Los “constitucionalistas”, que tienen secuestrado al CGPJ, cinco años, incumpliendo la propia Constitución, son los herederos de los golpistas de la dictadura fascista. De aquellos polvos estos lodos. Este Decálogo que nunca han cumplido ni en sus mínimos, es por lo que jugarán sucio siempre que puedan.

Alfonso Romero

Alfonso Romero García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *