O entrenan en la calle, o tendrán que dejar el balonmano

Las madres y padres de los chavales que pertenecen al Club Balonmano San Sebastián de los Reyes denuncian la situación de acoso a la que el concejal de Deportes de Sanse estaría sometiendo al equipo. Han iniciado una petición de recogida de firmas en la plataforma change.org para exigir al Ayuntamiento que cese en la idea de recortar horas de entrenamiento en las pistas del pabellón deportivo Valvanera sin ofrecer alternativas viables. Este es el enlace: https://chng.it/wyWmtFrfk7

«Con nuestros hijos no se juega», reza el potente comunicado con el que los progenitores pretenden llamar la atención sobre la situación que están viviendo desde que Javier Mora, del Partido Popular, se hiciese cargo de la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes. Aseguran no poder comprender «el aparente ánimo de revancha que guía las decisiones de dicho concejal, que parece más interesado en cobrarse viejas deudas con rivales de otros partidos que en gobernar para todos los vecinos». Y es que Javier Mora, que fue presidente del club de judo Deportiva Fraimor, parece envuelto en una batalla por desquitarse con algunos clubes de la localidad madrileña, aseguran los familiares.

Los padres y madres se muestran comprensivos con las necesidades que puedan tener otros clubes de la localidad, «siempre y cuando estas sean razonables y se ofrezca una alternativa al club de balonmano». En la propuesta del concejal se recortan 2 horas diarias de pista exterior y otras 2 de pista interior del pabellón Valvanera, sin que hasta la fecha se haya proporcionado al equipo otras instalaciones donde poder cubrir ese recorte.

«Es del todo inviable seguir con el modelo actual con ese recorte de pistas», asegura Belén Rodríguez, madre de una jugadora y socia del club. «Ahora mismo hay categorías en las que tenemos 3 equipos. Si nos quitan tantas horas, el club se verá obligado a reducir el número de equipos y muchos niños y niñas se verán privados de su derecho a practicar el deporte que quieren. O entrenan en la calle, o tendrán que dejar el balonmano», se lamenta.

«A la clase política se le llena la boca en numerosas ocasiones con la protección de la infancia y la juventud. Pues ahora tienen una buena ocasión para demostrarlo. Proteger a nuestros hijos e hijas es permitirles entrenar en condiciones», incide el comunicado remitido, en el que aseguran que, a pesar de las pésimas condiciones en que se han visto obligados a entrenar desde que hace casi un año arrancaron las obras del pabellón Valvanera, no se han quejado.

«Han entrenado muchos días en pistas exteriores, cuando la lluvia lo ha permitido, y durante estos últimos meses con frío y poca luz, saliendo de entrenar a las once de la noche. O en instalaciones que no cumplen las medidas reglamentarias. En alguna ocasión hasta han tenido que irse a pistas de otros municipios para poder entrenar en condiciones», afirma Belén, quien indica también que estas condiciones pueden estar detrás de numerosas lesiones que han sufrido los chavales. Los 4 equipos de categoría nacional con que cuenta el Club, que están llevando el nombre de Sanse por toda la geografía nacional, no han tenido las condiciones óptimas para el desarrollo de sus entrenamientos durante todo este tiempo.

Por eso «ahora no entendemos el empecinamiento del señor concejal por perjudicar a nuestros chavales, amenazando incluso con no abrir Valvanera a pesar de que concluyan las obras si no se ceden horas a otros clubes que ya tienen instalaciones para desarrollar su actividad (insistimos, sin ofrecernos alternativas)» manifiestan en el comunicado los progenitores, quienes consideran que esa actitud «es un ataque directo contra nuestras familias ante el que no nos vamos a quedar callados».

Es lo que hay Sanse
ESLOQUEHAYSanse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *