abc-madrid-19360807-1-t3c--300x419

Alemanes (Anti-nazis) por Alcobendas.

Unos 3500 brigadistas alemanes lucharon por la República Española, much@s murieron en estas tierras, unos en el frente otros asesinados, como el ingeniero Otto Engelhardt, que fue el primer director de la Compañía Sevillana de Electricidad, se enrolo en la oficina de información alemana en España durante la Primera Guerra Mundial. Después se hizo pacifista y liberal, víctima de Queipo de Llano, porque estaba señalado como un anti-Nazi activo. Se le dio crimen el 14 de septiembre de 1936, cuando tenía 70 años.  Menos conocida es la relación de estos anti-Nazis con la ciudad de Alcobendas y el norte de Madrid como Fuencarral y Chamartín de la  Rosa. En estos párrafos quiero rendir homenaje a esos alemanes antifascistas que combatieron a Franco y Hitler y que hoy son escasamente recordados en la zona.

Desde el 19 de enero  de 1937 hasta el 28de Marzo 1939 emitió desde Madrid el Canal de la Libertad Alemán 29.8. La única emisora que radiaba para la Alemania sometida por los nazis.  Albert Einstein o Thomas Mann colaboraron en ella. Con el fin de la II República española quedó en silencio. La Deutscher Freiheitssender 29,8, fue esa  radio que estuvo a cargo de Franz Dahlem, miembro del comité Central del Partido Comunista de Alemania y del periodista  Gerhart Eisler.

Sus emisiones comenzaban con estas palabras:

“¡Atención! ¡Atención! Aquí habla el Canal de la Libertad Alemán 29.8. ¡A pesar de Gestapo! Si no puede escucharnos una noche, por razones comprensibles, ¡búsquenos la noche siguiente! ¡Seguimos regresando!”

La Gestapo ante el aumento de trabajadores que escuchaban esta emisora, buscó su antena en el sur de Alemania, en barcos en el río Rin o en camiones. Los trabajadores de este canal fueron los últimos alemanes anti-nazis en abandonar Madrid unas horas antes de ser ocupado por las tropas de Franco. Algunos la sitúan en Chamartín de las Rosas, otros desde algún lugar de ciudad Lineal.

Escasamente conocida es la historia de Bárbara Müller, comunista exiliada en España, miliciana en el cuartel de milicias de Chamberí. Fue portada del Diario ABC con su perro “Suni” del 7 de Agosto de 1936, donde sirvió como enfermera en el frente. Según el estudio el “Pasado que no pasa”. En 1933 se casó con el español Recadero del Potro,  asesinado en Córdoba en los primeros días del golpe de estado fascista. Después fue compañera de José Luis Terry, capitán de artillería antes de la guerra, durante ella dirigió una brigada adscrita a la Dirección General de Seguridad de la República. Bárbara Müller fue entrevistada por la escritora, periodista y feminista Andrée Viollis, que trabajó para el diario Ce Soir, de España, escribió en la revista  – Vendredi-  donde defendió la causa de la República.

Tanto Bárbara Müller, como los responsables de  Radio de la Libertad de Alemania, conocían Alcobendas, no solo por pasar por ella para ir al frente de Buitrago por la carretera de Francia que atravesaba la población, sino por su relación con la IX Brigada Internacional, que desde Diciembre de 1936 se instaló en el  Palacio de La Moraleja de la localidad.  El 15 de Agosto de 1937 fue inaugurado oficialmente el “Hogar Infantil Ernst Thälmann”  una casa para niños y niñas. El responsable de dicho lugar fue el alemán  Luis Habermann.

En el colegio de San Fernando, en el monte de Valdelatas, en el distrito de Fuencarral-El Pardo, se estableció un cuartel militar de esta unidad alemana. Estas tropas transitaron por el término de Alcobendas durante la batalla de Guadalajara, moviendo su propia logística y abasteciéndose de productos en la localidad del Arroyo de la Vega. También ocuparon esporádicamente posiciones en la Base Militar del Goloso, una parte de ella es del municipio Alcobendano. Según relato del vecino  Baldomero Rodríguez, “rusos” ayudaron en esa zona a paisanos de la localidad a recoger cosechas de cebada y trigo. Esos “rusos” de las brigadas internacionales eran posiblemente algunos alemanes de la “Ernest Thälmann”.

Curioso es el caso de otro alemán. Lo recordaba Rodolfo Llopìs en 1964, Erich Ollenhauer, estuvo durante la Guerra en 1937 (Barcelona) en España, en 1952 era el presidente del Partido Socialdemócrata Alemán. Tras 1945 defendió la causa de la democracia en España y estuvo estrechamente vinculado al PSOE en el exilio. Ya el 15 de agosto de 1936 envió un mensaje de solidaridad  a los jóvenes socialistas que combatían en las trincheras, “Estamos con vosotros y vuestra causa”. Como curiosidad Ollenhauer fue uno de los apoyos de Willy Brandt en su ascenso del SPD, que durante el conflicto español, dio cobertura desde Noruega en varios periódicos, a la lucha del partido POUM con el que se identificó.

En el 2016, según el partido Die Línke, el estado alemán actual seguía pagando pensiones a 41 miembros de la División Azul, un total de 100.000 euros, pero no reconoce la condición de soldados a los  alemanes que combatieron con el Ejército Popular de la República.

La lucha del pueblo alemán antifascista  y el de los pueblos de la península ibérica quedaron para siempre unidos por la democracia y la libertad, unidos para la historia.

 

Eduardo Andradas de Diego

Autor del libro “Entre el amor y la Trinchera”. Editorial Círculo Rojo

 

radio alemania